¿Por qué no se puede dejar a niños en el auto? Matilde Menéndez te lo explica

A simple vista parece una pregunta obvia, pero las cifras anuales demuestran lo contrario. Matilde Menéndez quiere recordarte que no dejes a niños en el auto porque tienen riesgo de morir asfixiados.
La amenaza suena exagerada, pero no lo es: todos los años se repiten alrededor del mundo los casos de bebés y niños encontrados muertos en el auto, porque sus padres los dejaron durante horas encerrados.
Más allá de casos lamentables de violencia, muchos otros ejemplos muestran la falta de criterio y conciencia del peligro que representa dejar a un niño en esas condiciones. Las grandes posibilidades de asfixia aumentan teniendo en cuenta la edad del niño: bebés encerrados en el auto sin ventilación no tienen posibilidad de abrir las ventanas ni de poder siquiera pedir ayuda.

Riesgo de vida
No se puede dejar a los chicos solos en el auto en ninguna época del año y mucho menos en verano.
La razón para esto es obvia: los menores de 4 años de edad pueden sufrir un golpe de calor y sufrir un aumento de la temperatura por encima del valor normal y en solo 20 minutos.
Los relatos de los padre que dejan a sus niños en el auto se asimilan en que tratan de justificarse diciendo que se ausentaron solo un rato, para hacer un trámite corto…pero se demoraron y fue mortal. Ningún padre en su sano jucio hace eso a sabiendas, pero debemos recordar que los niños no pueden permanecer en el auto encerrados solos ni siquiera unos minutos. Los espcialistas explican que la temperatura corporal del niño asciende de tres a cinco veces más rápido que en el adulto debido a una menor reserva de agua, son los más pequeños las principales víctimas de los casos de golpes de calor.

En verano es peor
Durante los meses de verano la temperatura en el interior del auto puede subir de 10 a 15 grados en menos de 15 minutos.
En pocos minutos, el vehículo cerrado al sol es una trampa mortal: la temperatura en su interior sube rápidasamente, el cuerpo de un niño puede llegar a los 40 grados enseguida (a esa temperatura los órganos internos empiezan a fallar) y llegar a la muerte en pocos minutos si alcanza los 42 grados. Dejar unos minutos a los niños solos en el auto puede provocar la muerte.

Matilde Menéndez quiere recordarte que dejar las ventanillas abiertas total o parcialmente tampoco es seguro, ya que el aire no consigue reducir ese ritmo de aumento de temperatura que sucede dento del auto. Por eso, siempre es fundamental que los niños estén acompañados y velar por su seguridad. Su salud está en tus manos.