Aumento preocupante de la hipertensión en Argentina, por Matilde Menéndez

En nuestro país, el 38% de la población adulta es hipertensa; en personas mayores de 65 años, la cifra aumenta al 70%. Matilde Menéndez te recuerda que, con estas cifras, 1 de cada 3 argentinos mayor de 18 años es hipertenso y de ellos, sólo 1 de 4 la controla correctamente.

Qué es la hipertensión
Es el aumento de la presión arterial de manera sostenida, esto quiere decir que hay una alteración de la presión que el corazón necesita hacer sobre las arterias que distribuyen la sangre en el cuerpo. Se trata de uno de los principales factores de riesgo de muerte e invalidez en el mundo. 

En todo el mundo en 2017, más de 10 millones de personas murieron por esta enfermedad. Por eso es fundamental controlar la presión periódicamente.

No solo los adultos están predispuestos a enfermedades cardiovasculares sino también los niños y adolescentes a causa de su alimentación y estilo de vida. 

Argentina tieme el lamentable récord de obesidad infantil de América Latina. Esto no colabora tampoco a reducir el riesgo de esta enfermedad silenciosa que es la hipertensión.

Cómo controlar la presión arterial
La hipertensión es el principal factor de riesgo para morir de modo prematuro como consecuencia de un infarto de miocardio, accidentes vasculares cerebrales, insuficiencia cardíaca, entre otros. Por eso, controlar la presión arterial resulta clave para prevenir enfermedades del corazón.

La hipertensión también está directamente relacionada con otros factores de riesgo cardiovasculares como la diabetes, la obesidad, el tabaquismo y el consumo de alcohol. 

En Argentina se considera hipertensos a los pacientes que presentan registros desde 140/90 mmHg en dos a tres mediciones separadas por una semana.

Una dieta poco saludable está vinculada con casi la mitad de los casos de hipertensión.

Una alimentación adecuada, baja en sodio y rica en legumbres, verduras, frutas, variedad de carnes y pescados, junto con actividad física adecuada (40 minutos 4 veces por semana) permitem reducir los valores de presión arterial y prevenir la aparición de la hipertensión.

La prevención de eata enfermedad consiste en llevar un estilo de vida saludable: menos consumo de sal, dieta basada en verdura y fruta, actividad física adecuada, hidratación correcta, moderar el consumo de alcohol, café y bebidas cafeinadas y, para prevenir las posibles complicaciones, el diagnóstico precoz.

El 70% de la sal consumida proviene de los alimentos procesados, por eso debemos buscar evitar conservas e incorporar a la alimentación comidas hechas en casa.


Matilde Menéndez te recuerda que es fundamental que mayor cantidad de gente tome conciencia sobre la importancia de tomarse la presión arterial, ya que en nuestro país uno de cada cuatro adultos es hipertenso y no lo sabe.