Peligros de sufrir el calor, por Matilde Menéndez

Matilde Menéndez te cuenta por qué es necesario mantenerse hidratado y fresco en los días de mucho calor.

Se acerca el verano y con ello los peligros que acarrea el aumento de temperatura. El calor en exceso que puede sufrir el cuerpo en días de mucho sol puede tener consecuencias para la salud a cualquier edad, pero los bebés y los ancianos son los más vulnerables.

¿Qué es el golpe de calor?
El cuerpo humano tiene la capacidad de regular la temperatura independientemente del ambiente donde esté. El golpe de calor es un trastorno que aparece cuando el cuerpo no puede disipar el calor adecuadamente. En los casos en que la temperatura corporal pasa los 40 grados las consecuencias físicas pueden ser graves e incluso mortales.

El calor excesivo afecta el cuerpo por dentro y por fuera. Puede ser leve o grave y los síntomas que siente la persona van desde el delirio  dolor de cabeza, sensación de fatiga, sed intensa, náuseas, vómitos, e incluso calambres musculares.

Prevención
La mejor manera de prevenir un golpe de calor es mantenerse en un lugar fresco, lejos del rayo de sol directo.
Además es fundamental evitar hacer ejercicio en días y horarios de mucho calor ya que el cuerpo no llega a reducir normalmente la temperatura y se genera un estado de sofocamiento.
Beber agua abundamente sin llegar a tener sed garantiza la hidratación; tomar al menos 2 litros de agua por día previene la aparición de un golpe de calor.
Las bebidas con alcohol y con cafeína tienen um efecto deshidratante ya que suelen ser diuréticas y por eso es mejor evitarlas cuando aumenta la temperatura ambiente.
Las ropas en días de calor deben ser frescas, livianas y claras para no atraer la luz solar con colores oscuros.

Cuidado con los niños en el auto
El auto es un lugar que puede aumentar rápidamente la temperatura interior cuando está bajo el rayo del sol en días de calor. Y el aire acondicionado no siempre ayuda a refrescar ese espacio tan reducido.
Por eso, cuando se viaja con chicos es importante no dejarlos adentro del auto sin refrigeración y sin supervisión porque el sofocamiento de estar encerrados en un lugar cálido puede provocarle la muerte.
Los asientos de bebés suelen estar recubiertos de telas muy calurosas y eso hace que aumente más la temperatura corporal.

Matilde Menéndez te recuerda que la prevención de los golpes de calor, la buena hidratación y una adecuada alimentación son vitales para la salud.