Inseguridad: qué hacer para evitar robos

Los ladrones parecen estar a la espera del más mínimo descuido para acechar y cometer
delitos en nuestro hogar. Existen muchas modalidades de robo hoy en día y nuestros bienes
están en riesgo, además de nuestra integridad física.

Algunas medidas que podemos tomar para estar más seguros y disminuir las posibilidades
de robo son:
 Compruebe que puertas y ventanas están bien cerradas.
 Cierre la puerta siempre usando la llave,
 Trate de instalar en su vivienda una puerta blindada o reforzada. Si su puerta no es
blindada, procure que tenga, al menos, dos puntos de cierre, y que no exista hueco
entre la puerta y el suelo. Refuerce la parte de las bisagras con pivotes de acero y
ángulos metálicos que impidan palanquear la puerta. Instale mirillas panorámicas.
 Piense en la posibilidad de instalar dispositivos electrónicos de alarma.
 No deje nunca las llaves escondidas en el buzón, macetas, caja de contadores, etc.,
ya que pueden ser localizadas con relativa facilidad por los ladrones.
 No deje las persianas completamente cerradas, ya que es un signo evidente de
ausencia.
 Si vive fuera del casco urbano, un buen alumbrado exterior y un perro,
convenientemente adiestrado, son útiles medidas de disuasión.
 No duerma con las ventanas abiertas si no cuenta con medidas de seguridad.
 Deje ropa tendida en caso de ausencias que no sean muy prolongadas.
 No desconecte totalmente la electricidad. El timbre de la puerta desconectado es un
indicio de ausencia.
 No deje dinero, joyas ni objetos valiosos en el domicilio.
 No deje objetos de cierto valor en terrazas sin cerramiento.
 Anote el número de serie de los electrodomésticos, aparatos de fotografía, vídeo y
similares.
 Fotografíe las joyas y otros objetos valiosos.

 No comente su ausencia ni su duración con desconocidos, ni deje mensajes
avisando de la misma en el contestador.
 En ausencias prolongadas pida a un vecino que colabore con usted por medio de
la recogida del correo, comprobación del estado de la vivienda, encendido ocasional
de alguna luz, conexión de radio o el televisor, etc. Deje un teléfono para que le
localicen en caso de emergencia.
 No abra mediante el portero automático a desconocidos. Compromete su seguridad
y la de sus vecinos. Los vendedores, operarios de servicios de agua, electricidad,
gas, tienen obligación de acreditarse y usted puede verificarlo telefónicamente. Si
en la tarjeta del empleado figura un número que no es el oficial, desconfíe.
 No concierte citas en la vivienda con personas desconocidas, especialmente si el
contacto se ha establecido mediante teléfono, Internet, u otro medio que facilite el
anonimato.
 Ante la presencia de marcas en las puertas o portales, o ruidos no habituales en
casas desocupadas llame a la autoridad Policial
 Si la vivienda ha sido comprada a otro propietario, o si es de nueva construcción y
han tenido acceso varias personas, es aconsejable cambiar la cerradura.
 Antes de abandonar la vivienda compruebe la presencia de cualquier persona que no
inspire confianza.
 Anote los datos de los vehículos y/o personas que merodean por los alrededores de
la vivienda.

Recomendaciones en caso de robo

Mantenga la calma y no entre en la vivienda ni toque o mueva nada que pudiera haber sido
manipulado por los ladrones:
 Avise a la Policía
 Al formular la denuncia, en lo posible presente documentos justificativos de los
objetos robados, como facturas, fotografías, etc.
 Solicite una constancia de la presentación de la denuncia.