Golpe de calor, explicado por Matilde Menéndez

Cuando empiezan las altas temperaturas hay que estar atentos a no sufrir un aumento del calor corporal repentino. Matilde Menéndez te cuenta por qué se llama golpe y cómo prevenirlo.

¿Qué es?
Se llama golpe de calor cuando la temperatura de tu cuerpo pasa los 40 grados. En ese momento el cuerpo deja de poder regular su temperatura y los órganos se sofocan. Si no se trata a tiempo, un golpe de calor puede ser mortal.
El cuerpo puede sufrir de un golpe de calor debido a las altas temperaturas o un exceso de ejercicio físico. Cuando no nos hidratamos adecuadamente nuestros órganos dejan de funcionar como lo harían de forma habitual.
En los casos de un aumento leve de la temperatura corporal debido al calor, los síntomas suelen ser: cansancio, dolores musculares, dolor de cabeza, náuseas, baja tensión arterial o pérdida del conocimiento.

¿Cómo prevenirlo?
Las maneras de prevenir un golpe de calor son sobre todo cubrir la piel, la cabeza y los ojos con ropa, gorros y anteojos de sol. Esto ayuda a prevenir tanto los golpes de calor como las quemaduras debido a la radiación solar.
Consumir abundante agua, líquidos y bebidas específicas previene el aumento de la temperatura corporal.
Las comidas pesadas y de difícil digestión hacen aumentar la temperatura interna y pueden entorpecer el normal funcionamiento del cuerpo para regular la temperatura en días de mucho calor.

Matilde Menéndez te recomienda que te mantengas hidratado tomando agua varias veces al día, antes de sentir sed. Tu salud está en tus manos.