Educación Vial: porqué es fundamental enseñarle a los chicos a manejarse en la calle

La prevención de accidentes suele referirse a evitar caídas, intoxicaciones o golpes,
tanto en el hogar como en la vía pública. Pero fuera de casa también debemos educar
y prevenir otro tipo de accidentes: los accidentes de tránsito.
El cuerpo de un niño es más vulnerable ante atropellos o frenadas si cinturón de
seguridad ya que su cuerpo es más pequeño y mucho más blando.
Por eso nunca es demasiado temprano para empezar a enseñar cómo moverse en la
calle y respetar las leyes de tránsito.
Cuando hablamos de educación vial nos estamos refiriendo al conjunto de
conocimientos y hábitos relacionados con la circulación de peatones y conductores por
las distintas vías públicas.
Enseñar sobre educación vial a los chicos es una manera de evitar que puedan sufrir
accidentes o que sean atropellados. Les ayudará a aprender a hacer uso de los
semáforos, la línea peatonal, a no cruzar sin mirar a izquierda y a derecha y a respetar
las señales.
Todos estos conocimientos les darán herramientas para poder moverse por la ciudad
sin peligro. Y cuando se adquieren siendo menores les servirán para toda su vida,
tanto para cuando se muevan como peatones como para cuando sean adultos y
circulen en sus propios vehículos.