Contra el dengue: no acumules agua

Los huevos del mosquito del Aedes aegiypti pueden sobrevivir largos períodos en estado latente. Cuando las condiciones de temperatura y humedad son las adecuadas, (cerca de la primavera) dichos huevos eclosionan y nacen nuevos mosquitos adultos. Si el mosquito hembra que colocó estos huevos estaba infectada de dengue, existe la probabilidad de transmitir esa viralidad al huevo, y con ello nacer mosquitos ya infectados.

Es decir que debemos tener en cuenta que la resistencia en el ciclo evolutivo del Aedes aegypti está en
el huevo. El por qué de esta afirmación:

• El huevo no se destruye por fumigación, ni cloración, ni disecación.
• Cuando las temperaturas son bajas y la humedad no es la adecuada, el huevo
puede sobrevivir por más de 7 meses, en estado latente.
• Si la hembra estaba infectada, puede transmitir la carga viral al huevo, naciendo, de una temporada a otra, mosquitos infectados.

Ahora nos encontramos en época de calor, y con ello, las altas temperaturas y lluvias intermitentes
aceleran la reproducción del mosquito.  Lo importante es que no debemos esperar hasta tener un nuevo
rebrote de dengue para comenzar a actuar.  Se hace necesario emprender la tarea de descacharrado
intensivo de todo espacio que pueda albergar criaderos, de inmediato.

Se denomina “descacharrado” a la acción de eliminar cuanto cacharro o depósito de agua haya en los patios de las casas, y en su interior, con el fin de reducir al mínimo los posibles criaderos de mosquitos y de terminar con los huevos que pudieron haber quedado depositados en esos recipientes, en la temporada anterior.