Podemos prevenir el dengue ahora

La prevención se logra mediante:
El orden y la limpieza en nuestros hogares.
Tapando bien los recipientes donde sea necesario acumular agua.Eliminando los recipientes inútiles.
Poniendo boca abajo los recipientes útiles en desuso.

La transmisión del dengue ocurre entre los mosquitos de la especie Aedes aegypti y los humanos. Los mosquitos aprovechan el agua para multiplicarse.

Sin acceso a recipientes con agua el mosquito no puede poner sus huevos. El Aedes aegypti usa exclusivamente los recipientes que se encuentran en el entorno de nuestros hogares.

¿Qué podemos hacer?

En invierno: El mosquito se encuentra como huevo

Desechar o eliminar los recipientes en desuso
Cepillar y enjuagar las paredes internas de los recipientes útiles
Guardar los recipientes útiles y vacíos bajo techo

En primavera: Con el calor nacen las larvas. Las larvas y las pupas de los mosquitos se ven a simple vista.

Volcar el agua de los recipientes en una superficie seca
Cepillar y enjuagar el recipiente
Colocar el o los recipientes boca abajo

En primavera e inicios del verano: Estarán presentes todas las etapas del ciclo de vida del mosquito (gestados en los recipientes que no se ordenaron)

Reforzar las medidas preventivas
Colocar mallas o telas mosquiteras en ventanas y puertas para prevenir el ingreso de las hembras de Aedes aegypti al interior de la vivienda
Tapar los recipientes que contengan agua con mallas o lonas

En verano y principios de otoño: Los mosquitos serán percibidos con mayor frecuencia

Mantener las medidas preventivas:Los repelentes son útiles para evitar la picadura en las zonas donde hay muchos mosquitos y/o donde se transmite el virus del dengue

Todo recipiente con agua, de cualquier color o estado, puede ser un criadero del mosquito Aedes aegypti.

No son criaderos del mosquito:
-Los recipientes sin agua
-Los recipientes expuestos al sol
-Los charcos, zanjas, ríos y lagunas

Los huevos de Aedes Aegypti son puestos en las paredes de los recipientes que acumulan agua.

Descartar adecuadamente los recipientes que no se usan (destruirlos, enterrarlos, etc.)
Cepillar y enjuagar bien las paredes de los recipientes útiles, y en el futuro evitar que acumulen agua (ej. guardarlo bajo techo o con su boca hacia abajo)
Tapar adecuadamente los recipientes necesarios para acumular agua con una lona o una tela mosquitera. Así, las hembras de Aedes aegypti no podrán ingresar y poner sus huevos en las paredes internas.
Usar agua hirviendo para limpiar las paredes de los desagües o rejillas (el calor destruye los huevos)