La prevención es clave para combatir el cáncer

La OMS predice un aumento global del cáncer alimentado por el alcohol,
tabaquismo y obesidad. Expertos indicaron una advertencia sobre esta bomba de
tiempo y dijeron que la clave es la prevención, junto a la posible inclusión de un
impuesto sobre las bebidas azucaradas.
La mitad de los casos se pueden prevenir, dijo el brazo de la salud pública de las
Naciones Unidas en su Informe Mundial sobre el Cáncer, porque están
vinculados al estilo de vida. Es inaceptable pensar que podemos recurrir al
tratamiento para resolver el problema del cáncer, dicen los autores.
La mayor carga estará en países de bajos y medianos ingresos, donde la
población es cada vez mayor y viven más tiempo. Ellos se ven afectados por dos
tipos de cáncer: primero, los provocados por infecciones, como el cáncer de
cuello uterino, que siguen siendo muy frecuentes en los países más pobres que no
cuentan con la detección, por no hablar de la vacuna contra el Virus del Papiloma
Humano.
En segundo lugar, hay cada vez más tipos de cáncer asociados a los estilos de
vida de los países más ricos "con el aumento de consumo de tabaco, consumo de
alcohol y los alimentos altamente procesados ​​y la falta de actividad física",
escribe Margaret Chan, directora general de la OMS, en la introducción al
informe.
El Dr. Christopher Wild, director de la Agencia Internacional para la
Investigación sobre el Cáncer (IARC, su sigla en inglés) y coautor del informe,
dijo que cuando la gente sabe de qué trabaja, le preguntan si descubrió una cura
para el cáncer, pero pocos piensan en la prevención de la enfermedad en primer
lugar.
Con este ritmo, uno de cada cinco varones y una de cada seis mujeres en todo el
mundo desarrollarán cáncer antes de cumplir 75 años; y uno de cada ocho
hombres y una de cada 12 mujeres morirán por su causa.

"A pesar de los avances emocionantes, el informe muestra que no podemos tratar
a nuestra manera de salir del problema del cáncer. Se necesita desesperadamente
un mayor compromiso con la prevención y la detección temprana con el fin de
complementar los tratamientos mejorados y abordar el alarmante aumento de la
carga del cáncer en todo el mundo."

Su co -autor, el Dr. Bernard Stewart de la Universidad de Nueva Gales del Sur,
habló de "el papel crucial de la prevención en la lucha contra la marea de cáncer"
y llamó a la discusión sobre la manera de animar a la gente a cambiar sus estilos
de vida.
El mundo se ha movido de lo que Stewart llamó un "enfoque ingenuo" sobre
consumo de tabaco (que causa cáncer de pulmón y otros tipos de cáncer) que
alguna vez estuvo limitado a la entrega de folletos arengando a la gente a dejar de
fumar. Como nuevo enfoque, citó el tratado de control mundial del tabaco de la
OMS, que incentiva a los gobiernos a aprobar leyes que prohíben fumar en
lugares públicos.

Las tasas de cáncer del Mundo

El Informe Mundial sobre el Cáncer, un volumen de 800 páginas sobre el estado
del conocimiento sobre el cáncer (el primero en cinco años) debe abrir el debate,
dijo Stewart.
En relación con el alcohol, por ejemplo, todos somos conscientes de los efectos
de estar intoxicado, pero hay una carga de la enfermedad de la que no se habla
porque no se reconoce", dijo.
El informe muestra que los cánceres atribuibles al alcohol fueron responsables de
un total de 337.400 muertes en el mundo en 2010, sobre todo entre los hombres.
La mayoría eran muertes por cáncer de hígado, pero el consumo de alcohol es
también un riesgo para los cánceres de boca, esófago, intestinos, estómago,
páncreas, mama y otros.
"El etiquetado, la disponibilidad y el precio del alcohol deben estar todos en la
agenda", dijo Stewart. Y lo mismo con los impuestos a las bebidas endulzadas
con azúcar, dijo. El informe dice que los esfuerzos para reducir el porcentaje de
las bebidas gaseosas que contienen cantidades importantes de azúcar deben
convertirse en una prioridad.

Aproximadamente la mitad de todos los tipos de cáncer no se produciría si se
aplicara adecuadamente el actual conocimiento sobre la prevención.

Stewart dijo que mientras que la obesidad presentaba mayor riesgo de diabetes
que de cáncer, el riesgo de esta última enfermedad tuvo la probabilidad de poner
más presión sobre los políticos para actuar debido a la mayor conciencia en
nuestras comunidades.
Alrededor de la mitad de los británicos no reconocen la importancia de la dieta en
la protección contra el cáncer, según un sondeo realizado por el Fondo Mundial
de Investigación del Cáncer. Comer mucha carne roja -especialmente procesada-
aumenta el riesgo de cáncer de intestino.
Comer frutas y verduras puede proteger contra algunas formas de cáncer, aunque
el Informe Mundial sobre el Cáncer dice que "no parece ser tan fuerte protector
contra el cáncer como se creía inicialmente". Sin embargo, la IARC dice que es
definitivamente de protección contra la diabetes y la enfermedad cardíaca. La
encuesta también encontró que el 59% de la gente no sabía que aumentar de peso
aumenta el riesgo de cáncer.
El cáncer de pulmón es la forma más comúnmente diagnosticada de la
enfermedad entre los hombres (16,7 % de los casos) y la principal causa de
muerte (23,6 % de las muertes), dice el informe de la IARC. El cáncer de mama
es el diagnóstico más común en las mujeres (25,2 %) y causó el 14,7 % de las
muertes, lo que es una gota y ahora apenas supera las muertes por cáncer de
pulmón en las mujeres (13,8%). Intestino, próstata y cáncer de estómago son los
otros diagnósticos más comunes.
Jean King, directora de control del tabaco de la Investigación del Cáncer del
Reino Unido, dijo: "Las personas pueden reducir su riesgo de cáncer tomando
decisiones de vida saludables, pero es importante recordar que el gobierno y la
sociedad también son responsables de crear un entorno que apoye los estilos de
vida saludables. Claro que si no actuamos ahora para frenar el número de
personas que se enferman de cáncer, vamos a estar en el centro de una crisis
global en la atención del cáncer en las próximas dos décadas".