Golpe de calor: las claves para combatirlo por Matilde Menéndez

Los golpes de calor afecta más a ancianos y a niños, pero cualquier persona puede sufrir sus consecuencias. Matilde Menéndez te cuenta cómo prevenirlos.

Cuando el calor es tan intenso, la sombra, los ventiladores y el aire acondicionado son protagonistas infaltables en las casas y comercios.

El golpe de calor es el aumento de la temperatura del cuerpo por una exposición  al sol o por realizar ejercicios en ambientes calurosos o con poca ventilación. El cuerpo entonces pierde agua y sales esenciales para funcionar correctamente.

Puede ser mortal

Los mayores y los más pequeños son los más vulnerables a sufrir un golpe de calor. Un golpe de calor puede traer distintos efectos en el cuerpo y afectar la salud de la persona.

El golpe de calor puede ser mortal. Es muy importante que todas las personas que salgan en un día con temperaturas muy altas sepan que se están exponiendo. 

La hidratación es fundamental en estos días, y el agua es esencial. Se deben evitar las bebidas alcohólicas y muy azucaradas porque llevan a deshidratarse. 
Las verduras y frutas son también líquido  para nuestro organismo. Del mismo modo es importante evitar comer comidas pesadas.


Lo importante es no esperar a tener sed para hidratarse.

Es muy importante que al salir de la casa la ropa sea liviana y clara. De esta manera la temperatura corporal baja cuatro grados; si es ropa oscura el cuerpo aumentará cuatro grados más.

La exposición al sol es algo que se debe evitar. Las horas de más radiación suelen ser entre las 11 horas y 15 horas.

Síntomas 

Muchas veces pueden pasan desapercibidos, pero Matilde Menéndez te recuerda que son: cansancio, decaimiento, mareos, pérdida de conciencia, desmayos, entre otros.