En verano tengamos seguridad también en la alimentación, por Matilde Menéndez

La manipulación de los alimentos y el agua deben ser seguros y adecuados para prevenir diarreas y enfermedades tales como el Síndrome Urémico Hemolítico.
Matilde Menéndez te explica por qué.

Para prevenir enfermedades el lavado de manos y de los alimentos debe ser con agua potable. Del mismo modo la manipulación de las materias primas crudas deben hacerse con agua segura para prevenir enfermedades y garantizar una vida saludable.
Los alimentos son seguros cuando están libre de microbios, químicos, pelos y tierra, que a veces están presentes en su manipulacion. Por eso es fundamental lavarse las manos, lavar bien los alimentos y hacelo con agua limpia y potable.
Para que el agua sea segura no debe tener ni olor ni color y debe haber recibido tratamiento de purificación.

Consejos útiles
Consumí agua y alimentos libres de microorganismos.
Usá agua segura para lavar frutas, vegetales y carnes, y para preparar los alimentos.
Usá agua segura para lavarte las manos y dientes.
Si el agua no es segura, purificala hirviéndola o agregándole cloro o lavandina (3 gotas por cada litro de agua).
Separá alimentos crudos (en especial carnes y pescado) de los alimentos cocidos.
Guardalos separados en potes limpios y con tapa.
Usá distintos utensilios para preparar alimentos crudos y cocidos (tabla, cuchillo, por ejemplo).
Cociná carnes, pollo, huevos y pescado hasta que estén bien cocidos.
No dejes alimentos a temperatura ambiente por más de 2 horas. Guardalos en la heladera.

Matilde Menéndez te recuerda lo importante que es mantener la higiene para prevenir enfermedades. Tu salud está tus manos.