¿Cuál es la diferencia entre vih y sida?

El VIH es el virus que afecta al sistema de defensas del organismo el cual, una vez debilitado por el
VIH, permite la aparición de enfermedades. Esta etapa más avanzada es la que se denomina sida.
Es decir que no todas las personas que viven con VIH alcanzan la etapa, pero todas las personas a
las que se les desarrolla el sida, viven con VIH.
El período de tiempo que tarda el VIH en convertirse en sida varía de persona a persona y depende
en gran medida de que tome o no medicación. Generalmente, las personas a las que se les están
administrando tratamientos con drogas adecuadas y que toman correctamente los medicamentos,
evitan la progresión a desarrollar enfermedades. Sin tratamiento, el período de tiempo en general
es de 8 a 10 años.
¿Cómo se transmite el VIH?
El VIH se transmite solamente por tres vías comprobadas: por vía sexual, por vía sanguínea y de
madre a hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia.
 Transmisión sexual: Las relaciones sexuales, tanto vaginales como anales o buco-
genitales, sin preservativo son una vía de transmisión del VIH. En el caso del sexo oral, la
práctica es de riesgo para el que pone la boca.
 Transmisión sanguínea: El riesgo de transmisión por vía sanguínea más habitual está en el
uso compartido de instrumentos punzantes o cortantes, como jeringas, agujas y otros
elementos de inyección. Las transfusiones de sangre no controladas constituyen un riesgo
en la transmisión del VIH, por eso toda sangre a transfundir debe estar controlada y la
extracción de sangre debe efectuarse con material descartable.
 Transmisión vertical, perinatal o de madre a hijo: Una mujer que vive con VIH puede
transmitir el virus a su bebé durante el embarazo, el parto o la lactancia. Pero las
posibilidades se reducen a menos del 1% si la mujer controla su embarazo, recibe una
adecuada atención y tratamiento médico y evita el amamantamiento.

¿Cómo reducir el riesgo de contraer el VIH?
 Para evitar la transmisión sexual: Usar el preservativo correcta y consistentemente –desde
el comienzo hasta el final de la relación sexual– en todas las relaciones sexuales, ya sean
vaginales, anales u orales. Evitar los lubricantes al aceite porque disminuyen la resistencia
del látex.
 Mantener los preservativos en lugares frescos y no abrir el envoltorio con los dientes.
 Para evitar la transmisión sanguínea: No intercambiar ni compartir agujas y jeringas.
Controlar que todo procedimiento que incluya algún corte o punción (pinchazo) sea
realizado con material descartable o esterilizado.
 Para evitar la transmisión de la madre al bebé: Toda mujer embarazada debería realizarse
el análisis de VIH con el primer control de su embarazo. Si el resultado es positivo, se

recomienda que la embarazada siga un control, un tratamiento clínico y que suspenda la
lactancia.