Bronquiolitis: una enfermedad prevenible, por Matilde Menéndez

En el año 2018 se registraron más de 600 casos por día de bronquiolitis en menores de 2 años de vida, convirtiéndose en una de las primeras causas de internación en este grupo etario. Matilde Menéndez explica estas alarmantes cifras y cómo evitar que siga creciendo.
Qué esLa bronquiolitis es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación del tracto respiratorio, causa por un virus. Estos virus pueden ser el virus sincicial respiratorio, el de la influenza y adenovirus, entre los más frecuente. Aunque los virus mencionados solo provocan un resfrío en adultos, en los niños puede ser mortal. 
Esta enfermedad es común en niños menores de 2 años y provoca muchas visitas al médico. Se ha convertido en una de las causas más frecuentes de internación en niños de esta franja etaria, y en la primera causa de hospitalización en bebés menores de 1 año. 
Factores de riesgoLos menores de 2 años que tienen una enfermedad de base, o los lactantes menores de 6 meses, prematuros o de bajo peso al nacer o desnutridos pueden ver comprometida su salud e incluso puede llevar a la muerte. Otros factores de riesgo son la exposición al humo de cigarrillo, la falta de lactancia materna, la falta de vacunas en el bebé y el hacinamiento.
La bronquiolitis afecta fundamentalmente a los lactantes y es un problema serio en la salud pública, por lo que exige estar muy atentos y no demorar la visita al pediatra o al hospital ante la aparición de los primeros síntomas.
Las infecciones por bronquiolitis se repiten todos los años, pero se acentúa el aumento en la época invernal, sobre todo en junio y julio, y un poco menos en los meses de mayo y agosto.

Cómo se desarrollaLa bronquiolitis se inicia con congestión nasal, tos y poca fiebre en los primeros 3 días. Luego continúa con signos de obstrucción bronquial, tales como dificultad para respirar, aumento de tos, agitación, fatiga, retracción al nivel de las costilla y silbidos al respirar. Estos síntomas suelen durar de 5 a 6 días.
La intensidad de los síntomas puede dar lugar a que el niño tenga dificultades para comer y dormir. En la mayoría de los casos, la recuperación es completa en 2 semanas.
Cómo prevenirlaLas medidas que disminuyen el riesgo de que los niños padezcan bronquiolitis son:estimular la lactancia materna, ya que aumentan los anticuerpos en el bebéevitar la exposición al humo de cigarrilloevitar el contacto del bebé con personas resfriadasestimular el lavado frecuente de las manos en todos los integrantes de la familiadesinfectar habitualmente los juguetes, superficies y manijas de puertascubrirse la boca y nariz con el antebrazo al toser y estornudar para evitar el contagiovacunas al bebéevitar el hacinamiento

Matilde Menéndez te recuerda que no hay un tratamiento específico para la bronquiolitis. Por eso es fundamental aumentas los cuidados para proteger al bebé y los niños de esta enfermedad.