Agotamiento por calor y golpe de calor, por Matilde Menéndez

El agotamiento por calor y golpe de calor son ocasionados por el aumento de la temperatura corporal debido a la exposición prolongada a temperaturas altas y humedad o el esfuerzo físico intenso en temperaturas altas. Matilde Menéndez te cuenta los síntomas para saber cuándo se está cerca de padecer este malestar.

En estos casos el cuerpo tiene complicaciones para regular la temperatura.

Esto genera un agotamiento del mecanismo natural del sudor y se desajusta el control de la temperatura corporal. Si esto sucede se produce el agotamiento por calor y el golpe de calor.

Se trata de una forma grave de lesión por calor porque la temperatura del cuerpo alcanza los 40 grados o más.

Síntomas

Es importante estar alerta a los síntomas y consultar al médico y tomar conductas proactivas par reducir las consecuencias.

El agotamiento por calor es un estadio previo al golpe de calor. Para prevenir una situación más grave hay que saber reconocerlo:

Sudoración excesiva
En los bebés se ve la piel muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, codo y zona del pañal (sudamina)
Piel pálida y fresca
Sensación de calor sofocante
Sed intensa y sequedad en la boca
Calambres musculares
Agotamiento, cansancio o debilidad
Dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos
Dolores de cabeza
Irritabilidad (llanto inconsolable en los más bebés)
Mareos o desmayo

Situación muy grave de golpe de calor:

Temperatura del cuerpo 39° 40° o mayor (en la axila)
Piel roja caliente y seca (se agota la transpiración)
Respiración y frecuencia cardiaca acelerada
Dolor de cabeza de manera palpitante
Alteración del estado mental y del comportamiento como: vértigos, mareos desorientación, delirios, confusión o pérdida de conocimiento
Convulsiones

Matilde Menéndez te recuerda que es importante estar atento a loa síntomas y prevenir los golpes de calor.