¿Malnutrición infantil o desnutrición?: Matilde Menéndez te responde la pregunta

Hace ya muchos años que el problema de la desnutrición pasó de ser el asunto central
de los temas alimenticios, a ser desbancado por su opuesto: la malnutrición con foco
en el sobrepeso y la obesidad. Matilde Menéndez te cuenta por qué. El exceso de ingesta de calorías vacías de las gaseosas y jugos envasados, unidos a
una alimentación donde priman la comida chatarra y procesada dieron lugar a que
culturas en donde no existía el sobrepeso se volvieran obesas. India y los Emiratos
Árabes son los lugares emblemáticos para dar cuenta de esta epidemia en que se
convirtió la obesidad.

El tema se torna más grave cuando ese exceso de peso se ve en niños, ya que influye
en la aparición de enfermedades no transmisibles (cáncer, diabetes y
cardiovasculares) en la vida adulta, además de acortar los años de vida futura.

Cifras comparadas
Matilde Menéndez te brinda cifras que impactan. El Gobierno de la Nación explicó que
en 2016 el 34 por ciento de los 3 millones de niños de entre 0 y 18 años que se
antendieron en hospitales tenían sobrepeso, en oposición al 8 por ciento que
mostraron desnutrición.

¿Se puede evitar la obesidad?
La actividad física regular, la buena alimentación y el buen descanso previenen la
obesidad en niños.

Comer saludable
pequeño que come saludable significa que sus padres no le ofrecen dulces, golosinas,
ni gaseosas o jugos endulsados. Un niño puede comer un caramelo de vez en cuando,
en cumpleaños por ejemplo, pero tomar como premio la comida y relacionar los dulces
con los logros cumplidos es un mal camino.

Los niños pueden encontrar el gusto dulce en frutas naturales o frutos secos. Las
bebidas deben ser preferiblemente naturales y debemos recordar que lo que
verdaderamente saca la sed es el agua.

Actividad física
Un niño que juega, corre y salta tiene más posibilidades de evitar el sedentarismo
frente a otro que pasa horas frente a una pantalla.
A veces parece más sencillo que los niños pasen su tiempo mirando televisión, pero
los costos de resolver la ansiedad con tecnología son mayores a lo imaginado. Más de
2 horas frente a la pantalla tiene efectos negativos tanto para niños como para
adultos.

Buen descanso
El estrés alcanza también niños. Las múltiples actividades y la falta de un descanso
apropiado para su edad puede provocar angustia incluso en niños. Por eso es
importante garantizar las suficientes de sueño también previene malos hábitos
alimenticios.
Cuidarte a vos y a tus niños está en tus manos.