Accidentes viales en adolescentes: Matilde Menéndez explica cómo prevenirlos

Los accidentes son el problema de mayor incidencia en la mortalidad del adolescente.
Matilde Menéndez comenta que las repercusiones tienen impacto en el ámbito
personal y también familiar.

Las repercusiones personales pueden ser la perdida de la vida o secuelas físicas y psicológicas.

¿En busca del peligro?
El adolescente siente que puede hacerlo todo y no reconoce el peligro. Además tiene
una necesidad imperiosa de demostrar que es independiente y valiente. La falta de
inhibiciones y las ganas de experiencias nuevas pueden dar lugar a momentos muy
peligrosos para los adolescentes y también para el resto de la sociedad.

En su búsqueda de identidad, busca modelos que imitar en otros adolecentes y
adultos. Por eso es fundamental mostrarle qué situaciones son riesgosas y qué
medidas tomar ante ello.

Conductas autodestructivas y el uso de drogas y alcohol aumentan los accidentes,
unido a la preferencia de conducir nocturna, y los días viernes y sábados.

El adolescente tiene respuestas lentas o torpes antes situaciones de emergencia que
lo predisponen a accidentes. En ese sentido, es fundamental que losadultos no
presionen a los chicos a aprender a manejar antes de la edad reglamentaria ya que su
inhabilidad psicomotora propia de un organismo en pleno crecimiento, no le permite
hacerlo.

¿Qué hacer?
Ser muy permisivos sobre edad en la que los chicos puede empezar a conducir puede
ser un riesgo, ya que no están capacitados para enfrentar los retos que implica estar al
volante. Del mismo modo es fundamental evitar los ejemplos familiares de conducta
peligrosa, como andar sin protección o hacer maniobras peligrosas al manejar.
Matilde Menéndez opina que tomar todas las medidas preventivas en el vehículo es el
mejor ejemplo para futuros buenos conductores.