Matilde Menéndez

Los cambios durante el embarazo: el segundo trimestre

Posted by: matildemenendez in: ● 15/06/2013


El segundo trimestre va de la 13ª a la 26ª semana del embarazo. Al desaparecer las molestias que caracterizan al primero, este segundo trimestre es el período que más se disfruta durante el embarazo, ya que al notarse la pancita, aumentará tu seguridad acerca de tu gestación. Entonces, en estos meses comenzarás a percibir los primeros movimientos de tu bebé. Hay algunos aspectos importantes que debés tener en cuenta respecto del peso, los cambios en la piel y los movimientos de tu bebé.

 

Luego de las náuseas del primer trimestre, el segundo será más tranquilo para vos. Ahora percibís mejor los movimientos de tu bebé y de a poco vas a ver cómo tu panza crece. Pero los cuidados deben continuar, esta vez hay que fijarse en el peso y la piel. Además tenés que tener en cuenta algunos aspectos:

  • Peso: aumentará el tamaño de tus senos, cintura y caderas. El ascenso de tu peso puede llegar hasta los seis kilogramos en este trimestre. Probablemente, la falta de apetito que ocurrió durante los primeros meses desaparecerá, por lo que vas a tener más ganas de comer. No te asustes, sólo tratá de tener una alimentación balanceada y controlar tu incremento ponderal con la curva de peso.
  • Cambios Circulatorios: el volumen sanguíneo aumentará y muy probablemente sientas un aumento en la frecuencia cardíaca (esto es normal debido a su incremento). Si tenés problemas de várices, puede que aumenten. Es frecuente observar la aparición de hemorroides y la congestión nasal en este período.
  • Cambios en la Piel: el embarazo y el amamantamiento implican cambios intensos y activos para el cuerpo de las mujeres. Por eso, aparecerá una línea de color amarronado, conocida como la “línea del embarazo” debajo de tu ombligo. Cicatrices y estrías pueden cambiar de color, tornándose amarronadas también. Es muy probable que debido al estiramiento de la piel te aparezca una sensación de picazón; para disminuirla, usá una loción humectante o cremas. Los cambios más comunes y menos deseables durante el embarazo son las várices, las estrías y las manchas en la cara. Todos ellos pueden ser limitados o prevenidos usando siempre crema protectora contra rayos UVA y UVB con factor de protección solar de por lo  menos 15 y aplicando humectantes sobre tu piel.
  • Várices: como el abdomen se vuelve más pesado, éste comprime los vasos de tus piernas. Por eso, las venas se dilatan y se convierten en várices. De todas maneras, hay que saber que que hay un componente hereditario importante. Para prevenirlas es fundamental mantener la buena circulación en tus piernas, evitar estar parada por mucho tiempo, así como estar sentada por mucho tiempo. Es bueno hacer caminatas cortas y realizar ejercicios diariamente. Usar medias de soporte especiales (pueden conseguirse en casas de ortopedia), es muy útil, especialmente cuando éstas son hereditarias. Luego del parto, si éstas no mejoran, podés conversar con tu doctor acerca de un posible tratamiento.
  • Estrías: están relacionadas al estiramiento repentino de la piel. Durante el embarazo, en algunas mujeres, la piel de los senos y abdomen se estiran produciendo una ruptura de pequeñas fibras elásticas, apareciendo pequeñas líneas de color violáceo que con el tiempo se tornan blanquecinas asemejándose a pequeñas cicatrices. Un factor de riesgo para el aumento de las estrías es el hereditario y los antecedentes de estrías anteriores, especialmente durante tu adolescencia. Por eso, es muy importante que hidrates tu piel diariamente con cremas nutritivas especialmente en abdomen, muslos, glúteos y senos, preferentemente luego del baño.
  • Aumento de la Vellosidad: por un lado es magnífico saber que tu cabello en la cabeza seguirá creciendo en abundancia y belleza durante todo el embarazo, aunque también lo hará en el resto del cuerpo. No te preocupes: luego del parto retornará a la normalidad.
  • Acné: el embarazo termina con el acné, si es que lo tenías antes del quedar embarazada. Durante los primeros meses puede que aparezcan mayor cantidad de “granitos” que antes, pero desaparecerán con rapidez.
  • Movimientos fetales: esta maravillosa sensación de vida ocurre alrededor de las 18 semanas y lo percibirás como delicados movimientos de palpitación. El bebé puede estar bastante activo unas semanas antes, pero es muy pequeño para que la madre pueda percibir sus movimientos. Algunas mujeres perciben esta sensación mucho más precozmente en el embarazo. Esos suaves movimientos que percibís -especialmente durante el descanso- son las primeras sensaciones de la actividad de tu bebé, ya que su motricidad comenzó a partir de las 10 semanas. A medida que el bebé vaya creciendo, vas a percibir los movimientos con mayor intensidad.
  • Fatiga: para tu alegría, ésta habrá casi desaparecido para este momento del embarazo. Paulatinamente sentirás un aumento de energía. Así seguirás conectándote día a día más y más con tu bebé.
  • Cambios Digestivos: las náuseas desaparecen, aunque puede que sientas acidez gástrica luego de las comidas. Es normal que la embarazada sienta deseos impetuosos de comer alguna comida en especial: “antojos”. Los antojos tienen una razón física y otra emocional: el cuerpo necesita ciertos componentes, lo que provoca el deseo de consumir alimentos que los contengan; y la embarazada tiene necesidad de cuidados y atención en este momento tan especial.

Más allá de los cambios durante este trimestre, lo fundamental es que te cuides en todo el embarazo. Este es un momento muy importante e irrepetible en tu vida. Por eso, es bueno que tengas cuidado de tu apariencia: cuanto más te embellezcas, mejor te sentirás. Por lo tanto, aprovechá para cuidar tu piel, tu cabello, tu higiene, tu cuerpo. Además, es fundamental que le hables a tu bebé. Y no olvides de visitar algunos de nuestros ejercicios, dietas, poesía y forma de involucrar a tu pareja en este trimestre.

 

Fuente: matildemenendez.com

 

No Comments to "Los cambios durante el embarazo: el segundo trimestre"

The Comments are closed.