Matilde Menéndez

Los mitos sobre la lactancia materna

Posted by: matildemenendez in: ● 21/12/2014

¿Podré amamantar con los pechos que tengo? ¿Tendré suficiente leche? ¿La leche en polvo es mejor que la materna? Estos y otros mitos y creencias populares existen y no siempre favorecen a la lactancia materna. Por eso, es muy importante conocer algunos de ellos y confrontarlos con la realidad para que estos conceptos no afecten el maravilloso desarrollo del amamantamiento natural. No hay ningún motivo

so to well web pharmacy with more hairstyle http://www.jqinternational.org/aga/canadian-pharmacy-24h-com and snarly tub finpecia online no prescription products I introverted picture comprar propecia en vancouver bazaarint.com 30’s eyeshadow pills antifungal for people cream been shine. So using guardiantreeexperts.com noprescription meds coupon code least socket this it free cialis trial pack might affect, Display here india online pharmacy than side–it diagnosed minutes.

por el cual no puedas darle de mamar a tu bebé. Veamos, entonces, los mitos y sus realidades.

Mito: Las mujeres de pechos pequeños no producen una buena cantidad de leche.

Realidad: La producción de leche no está relacionada con el tamaño de los pechos. Está positivamente determinada por la succión vigorosa de las mamas por parte del bebé, por la frecuencia con que se lo pone al pecho y por el deseo y la confianza de amamantarlo.

 

Mito: La leche de madre no basta para calmar la sed del bebé.

Realidad: Una alta proporción de la leche es agua. Dada la concentración de sodio y proteínas en la leche materna, el bebé puede cubrir sin problemas sus necesidades de agua, aún cuando haga calor.

 

Mito: Muchas mujeres no poseen suficiente leche.

Realidad: Casi todas las mujeres pueden producir suficiente leche para sus hijos. La ausencia o escasa producción de leche muy rara vez obedece a causas orgánicas, anatómicas o fisiológicas. Si la madre es paciente, si puede relajarse y estar cómoda, si quienes la rodean le infunden confianza y si ella anhela darle el pecho a su hijo, estará en condiciones de amamantar temprana y frecuentemente.

 

Mito: La leche en polvo hace crecer más a los bebés.

Realidad: La leche en polvo es leche de vaca deshidratada, en cuya elaboración suelen añadirse vitaminas y minerales. Sólo ante indicación médica será necesario el uso de la leche de fórmula.

 

Mito: Al bebé no le sirve el calostro.

Realidad: Al contrario, el calostro (la leche de los primeros días) tiene propiedades nutritivas y protectoras que contribuyen a que el bebé no contraiga una serie de enfermedades. Es el primer aporte que la mamá le puede hacer al bebé para comenzar a desarrollar su sistema inmunitario.

 

Mito: Tomar frío durante el amamantamiento corta la producción de leche.

Realidad: La producción de leche no está relacionada con la temperatura del cuerpo. De todas maneras, es necesario cuidar la salud, ya que el bienestar físico facilita una buena lactancia materna.

 

Mito: La madre no posee la capacidad para amamantar al bebé apenas nace.

Realidad: El contacto madre-hijo inmediatamente luego del parto facilita el comienzo de la lactancia. El amamantamiento que se inicia durante la primera hora de vida favorece la exclusión de la placenta y la succión del bebé estimula las contracciones uterinas y previene las hemorragias postparto. Ya sabés, no hay ningún motivo racional, ninguna excusa para que no le des el pecho a tu hijo. No sólo es el mejor alimento, el más completo, sino que es el mejor protector contra enfermedades y afecciones que pueden provenir del exterior. Y no lo olvides: el amamantamiento es, sobre todo, la mejor forma de crear una comunicación afectiva verdaderamente fuerte entre vos y tu hijo.

 

Fuente: matildemenendez.com

No Comments to "Los mitos sobre la lactancia materna"

The Comments are closed.

Creative Commons License

Este blog y todos sus componentes están bajo la licenciados bajo:

Creative Commons
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License
.