Matilde Menéndez

Aprendé a no comer de más

Posted by: matildemenendez in: ● 04/11/2013

comer bienFrecuentemente falla el mecanismo de saciedad y se sigue comiendo. Cuáles son las causas orgánicas y culturales y cómo reacomodar ese mecanismo para perder kilos.

 

 

Conviene servirse porciones chicas. Un plato grande y lleno jamás se deja: comemos todo lo que vemos.

 

¿Por qué muchas personas no pueden dejar de comer en el momento oportuno?

 

• Hay una “ventana de oportunidad” de aproximadamente 30 minutos entre el momento que empezamos a comer y la llegada de esa información a nuestro cerebro. Es un mecanismo que parece adecuado porque si nos llenáramos enseguida no alcanzaríamos a comer lo suficiente.

 

• También podemos especular con la historia, bastante reciente, de escasez de comida que llevaba al ser humano a comer todo lo que pudiera cada vez que había algo para comer.

 

•  Además está el factor cultural. Nos enseñaron a comer todo lo que se sirve: “hasta que no termines el plato no salís a jugar”, decían antes.

 

La genética no cambia, así que nos queda solamente el camino del aprendizaje. Es como aprender un idioma nuevo. Nadie nace sabiendo, pero si se practica lo suficiente se puede llegar a hablar cualquier lengua.

 

 

Cuatro momentos de decisión

 

Un dato útil: hay por lo menos 4 momentos de decisión que van a influir en lo que comemos.

 

• Todo empieza cuando compramos: comemos lo que tenemos, y si no tenemos algo no podremos comerlo.

 

• Luego viene el momento de la cocina. Si preparamos mucho, podemos comer mucho. Si preparamos lo justo, es muy difícil que volvamos a cocinar de nuevo.

 

• El tercer momento viene cuando nos servimos. Un plato grande y lleno jamás se deja, de chicos podemos haber tenido otras prioridades pero de grandes comemos todo lo que vemos. Y eso vale para las fuentes. No hay peor idea que poner fuentes en la mesa para servirse, inevitablemente vamos a comer más.

 

• Llega el momento de comer. Podríamos servirnos mucho pero dejar en el plato. No es imposible, pero es poco frecuente.

 

 

Consejos

 

Cuanto más cerca estemos del momento de comer, más difíciles son las decisiones. Cuánto más lejos estemos de ese momento, como sucede al comprar o al cocinar, más fácil es tener control. Todo empieza cuando hacemos la lista del supermercado.

 

Lo que no es mala idea: anotar los que tenemos que comprar y respetarlo.

 

Si compramos lo justo, cocinamos lo justo y nos servimos lo justo es probable que comamos lo justo. El éxito se alcanza cuando lo adoptamos como conducta permanente, porque nuestro cerebro se acostumbra y a partir de ese momento las cosas se vuelven más fáciles.

 

¿Cuánto tiempo hace falta?

 

Depende de la persona y de su entorno, pero son necesarios varios meses. Nadie habla un nuevo idioma en una semana. Hay que anotarse en el curso y seguirlo.

 

El premio vale la pena: aprender a comer bien.

 

 

 

Fuente: proyecto salud y matildemenendez.com

No Comments to "Aprendé a no comer de más"

The Comments are closed.

Creative Commons License

Este blog y todos sus componentes están bajo la licenciados bajo:

Creative Commons
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License
.